...tiquete de ida...

Pedazos de mis respiraciones agitan
inconsolables dos gritos de su nombre,
sellados van en el pasaporte,
solo con tiquete de ida.

Dejaré en este sitio la epopeya de lo sentido,
equivocadas razones para buscar lo que no es mío.
Dejaré tanto amor en el viento, con las mejores intenciones de abrigo
y en el equipaje llevaré la alegría de un corazón partido.
.

...vicio en las manos III... (final)

Y entre las manos tomo la letra,
entre las manos la construyo,
y sutilmente las propongo
odiando el sentimiento,
repirando la manía,
sintiendo las viciadas letras,
tragando grueso con ellas,
dejando libre el alma...

I
Bebo la alegría insolente de mi insolencia,
río porque me da la gana
y lloro cuando lo deseo y el cuerpo lo llama.
Vivo porque estoy viva,
y moriré cuando sea tiempo de partir.
--------------

II
No me esforcé por conocer la respuesta,
pero entonces en la noche,
cuando la luna llena alcanzó mi ventana,
entendí que ya era hora de iluminar mis ojos,
y lloré...
--------------

III
Dejo salir un hilo de sensaciones,
para vos, para mí, para el aire cubierto.
Me revuelco en el latido concreto,
en el séptimo sentido ,
en el parche remendado
y en lo vivido.
--------------

IV
El ventilador sopla frente a mi cara,
la brisa espesa y caliente me duerme los labios
cierro los ojos y duermo también.
Sueño con mentiras y despierto acorralada.
¡Ya no quiero dormir!
--------------

V
¡No sé que aprieta mi pecho!
No fue la burbuja en la ducha,
ni la comida caliente escurriendo en la garganta,
no fue la brisa que abrió la ventana
ni ese silencio en la madrugada.
Solo sé que no sé que aprieta mi pecho...
.

...vicio en las manos II...

Giro y giro en torno al aire
que me da vueltas
y me revuelca.
Giro traducida en palabras,

derrame de locuras sueltas
eternamente sentidas,
eternamente vividas.

I
En el bolsillo roto de un día lejano
encontró una palabra hecha de cartón
tan dura, tan severa, tan inerte y perdida
que sola y sin mucho esfuerzo la destrozó.
------------

II
Que no se confunda el olvido,
que no se confunda lo sucedido,
que no se confunda aunque se funda
el estrecho margen de lo perdido.
------------

III
Déjame ser el viento huracanado
cielo oscuro, tormenta y lluvia,
déjame por fin sentirme ajena
al silente silencio
de tus penas.
----------------

IV
Se desvaneció,
se fue,
no está,
desapareció.
¡Adiós, adiós!...
-----------------

V
Exijo firmemente un pedazo de vida
un respiro pausado,
un fin terminado
y aquel rojo intenso
en mi cuerpo pintado.
------------

.

...vicio en las manos I...

Como vicio en las manos
tomo las letras,
me animo a tocarlas,
a soltarlas y andar.
Se rompe el vacío
a centímetros del lamento;
desenfreno de palabras
en corte trasversal.

I
Vagabunda sin nombre
de un sitio a otro va,
tonta, muy tonta,
cambió su vida sin preguntar...
-----------------

II
No cesan...
las palabras hechas mierda,
las voces internas,
las lúdicas ideas,
ni las ganas de gritar.
-----------------

III
...y sin preguntar nada cedió su espacio,
la cama tendida de verde, sus manos,
hasta sus nalgas empotradas
y el apoyo indiferente
de los que siempre quieren más...
-----------------

IV
Una, otra, aquella y esta.
Todas.
Juntas o por separado.
Ahora o después.
¿Quién las quiere?
¡Las regalo!...

-----------------

V
...pero además de tonta y vagabunda,
ciento una (101) cosas más,
ciento una mentira,
ciento una verdad...
pero sobretodo siento, siento un dolor visceral.
-----------------
.

...en dos segundos III... (final)


Y con esta entrega me entrego
y cierro...

En dos segundos termina,

en dos segundos enuncias la vida

en dos segundos,

y en cuatro también...

I
Despiertan, corren,
deambulan en la madrugada,
despiadadamente se instalan en el pecho
luego sin más
duermen...
.........................sueños impresos en papel...
--------------------

II
Un beso de paseo en el vientre
al calor del frío y despacio,
en la espalda desnuda mis manos,
construyendo camino,
............. .........¡despacio!...
--------------------

III
"Noche
de paz,
noche de amor,
todo duerme en derredor"...
............. ............¡menos el perro... y yo!...
--------------------

IV
Avisan tormenta y huracán,
en las noticias lluvia, y tempestad,
y yo sonrío y me consuelo...
......................¡ya se había inundado mi paredón!
--------------------

V
En dos segundos termina,
en dos segundos enuncias la vida,
en dos segundos,
y en cuatro también...
--------------------
.

... en dos segundos II...

Siguen fluyendo letras,
vagando entre simposios de pensamientos ,
desencadenando vaivenes,

vaciando sensaciones,
construyendo compases.

I
Una noche,
dos,
tres noches y esperando...
...........A la sexta la buscó en la noche y la besó...
---------------

II
No sé si la brisa entre la lluvia,
o la lluvia entre la brisa
moja mi cuerpo o
mi cuerpo se moja.
............................No sé...
---------------

III
Pinto de azul turquesa el recuerdo,
escurro su tinte en agua,
reposo al cielo las hilachas,
bebo los instantes coloridos.
---------------

IV
Ella cierra los ojos
y desdibuja los sueños
que alguna vez tuvo despierta...
..........¡Maldito insomnio!
---------------

V
Moldea su cuerpo antes de entrar en escena,
respira, toma fuerza, sonríe y sale al frente...
Actuando recuerda lo que pasó ayer y desmaya...
......................................¡Es cierto!... ¡La vida no es un cuento de hadas!
.

...en dos segundos I...

Esta es una mezcla atrevida
de letras y palabras
que van saliendo sin cesar...
de a pocos, sin reglas ni estructuras;
como sangre que corre por las venas,
las palabras se sienten en la piel.


I
Se rompe, lo rompen,
dejé que lo rompieran...
añadidura de hilo color vida
en la piel rota del pantalón.
-------------------

II
Las voces se pierden,
son mas bien ecos lejanos,
repetición en vaivenes,
transeuntes en las vías del tren,
sin rumbo, ni sol.
-------------------

III
Un cuerpo estremecido,
los pezones hieren erectos,
la mirada fija sin más,
un beso, otro...
y se acabó.
-------------------

IV
Decoloración de fragmentos,
pedazos de lienzo en mi abdomen,
un pincel que corre en mi pecho,
¡pintaaa, pintaaaa, pintaaaa!...
-------------------

V
El viento despierta aquella risa,
risa de estilos provocados,
provocación de ruidos extraños,
extrañada quedé cuando la ví.
-------------------
.

La vivo, la siento...

Yo sí lo soy,
yo la tengo,
yo no la niego,
irreverente lo confieso...

La vivo,
además la siento,
la escondo cuando quiero,
vibra en mi adentro...

La disfruto,
con ella me río,
a veces la olvido,
pero ella está conmigo...

La respiro,
conmigo la llevo,
la quiero,
la guardo
, la cuido...

¿Y vos?

(Imaginen y dejen fluir las palabras, las emociones, vuelen...)
.

Papel de azares...

Respiro aire de azares,
decido escribir lo que quiero,
desprendo de mi lo aprendido
destruyo sin miedo mis miedos.

Mi voz afianza palabras,
relevo el cansancio de los días,
construyo un mejor mañana
aunque me note subversiva.

Y entera enajenada
rompo el silencio entre gemidos,
y aunque intente creer lo contrario,
busco entender lo que tiene sentido.

La verdad dicha de mil formas,
todo un cuerpo en alboroto,
sensaciones inequívocas
que brotan sutiles y de a pocos.

Un nuevo aire aparece...
aparece envuelto de azul,
aparece envuelto de vida
aparece envuelto en papel de azares.
.

Puntos suspensivos...

No diré más...
En verdad no diré más...

Conversaré en las noches con el cielo,
en las mañanas con el viento,
en las tardes con el silencio,
y de madrugada lloraré.

Y algún día cuando me marche lejos,
del pozo sin fondo saldrá,
todo aquello que omitiste del cuento
donde no hay nada más que contar...

Pon puntos suspensivos cuando llegue mi diálogo,
todo lo dije en su momento
y no hay nada más que agregar...

Pero no omitas aquello que fui capaz de darte,
aquello que con tus propias manos ahogaste,
aquello que desde el inicio entregué
y hoy solo fue lo que fue...
.

Último café...

Volvió al café de la esquina después de mucho tiempo,
volvió al café que había hayado en sus hermosas soledades.

Encontró todo como si hubiese sido ayer la última visita,
y al entrar visualizó de lejos su mesa en el mismo rincón preferido.

Una vez más, fue el personaje principal de su propio show...

Llevaba aquel pantalón de mezcilla roto y mundano pegado a sus muslos, casi creado con los hilos de su propia personalidad, una blusa medio suelta abierta al medio, faja gruesa y sus zapatos de punta que la hacían taconear.

Recorrió el pasillo en medio de su cadencia y coquetería con el paso seguro, fuerte e irreverente...

Con la sutileza casi de volar pero con actitud altanera, insurrecta, desobediente y rebelde... pero sonreía... sonreía pícara...

Aquel personaje que siempre le servía el café que pidiera, se carcajeaba desde que la vio entrar haciendo su pasarela... aquella risa era emoción de verla nuevamente, de saberla empoderada aunque siempre terminara consolándola y limpiando la mesa llena de sus lágrimas.

- Mi café por favor - guiñó a su cómplice, que aún reía trás el mostrador de postres, mientras ella tomaba tiempo para sentarse.

Como casi todas las veces sacó de su bolso los lápices, las hojas en blanco, los periódicos y los libros que de todas formas nunca utilizaba ni leía...

(Silencio) - ella aún acomodaba sus nalgas, sus piernas enrolladas sobre el asiento, calmaba su respiración y esperaba...

- ¿Y hoy que historia traés? - dijo aquel personaje de ojos siempre alegres, mientras se acercaba a servirle su café y tomaba lugar con ella.

- Pues nada... esta vez no hay nada... - respondió en medio de un suspiro.

- ¿Nada?... ¿No hay nada? - preguntó la voz cómplice con tono sorprendido, para luego hechar una nueva carcajada.

- ¡No!, ¡nada!... ¿acaso debía... acaso... acaso debía venir de nuevo a llorar? - dijo ella seria, indignada, casi enojada.

Y en medio del profundo silencio y las carcajadas de su cómplice, una lágrima rodó rápidamente desde su ojo hasta caer como suero en su taza...
........... ...las restantes gotas
terminaron de salar su café...

-----------------------
Más historias en el mismo café:
El silencio a veces grita.
Efecto sedante...
Reinventándome...
Compartiéndo-me...
9 de la mañana, un 9 de marzo.
.

No estoy hecha de esa piel...

¡No!...
En definitiva, no estoy hecha de esa piel...
Siento este cuero hecho de poros,
que sedientos llaman a la vida.

No puedo pretender cambiar el rostro de mi alma,
si solo soy lo que soy.

Y es que no has entendido
que el mismo borde del papel me hiere,
mojado termina en agosto
cuando también pierdo la fe.

Y brotan mojados de lágrimas
con cortes veneno,
los sueños que sueñas a solas
de donde estoy muy lejos.

¡No!
No puedo ser cómplice del tiempo,
y si lo preferís, mejor gritálo al viento,
antes que pierda la piel,
y por segunda vez: la fe...
.

Lluvia de alegría...

La lluvia me hizo cosquillas,
incluso me llenó de energía,
regalo de la vida con lazo incluído,
una tarjeta en movimiento y
un te quiero sacudido.

Un bandido año se escurrió de nuevo,
y hoy lo veo pasar como empezando de cero.

En el recorrido de los días, de todo asomó:
lágrimas en la garganta,
inquietudes y miedos,
gritos en voz baja,
ilusiones y ahnelos...

Un día abrí los ojos
y me vi vendiendo flores,
otro día amanecí bebiendo
tristezas y dolores.

Pero la magia vive en mi adentro,
y muchos despertares vendrán,
muchos años espero,
de vida, salud, amor y paz.

Ahora derrocho alegría,
un día como hoy mi madre me parió,
me regaló su sonrisa y su aliento,
manantial de amor hasta el día de hoy...

Y hoy soy parte de este mundo
llena de promesa, fantasía,
pasión, intensidad;
colores, locura,
y vientos de felicidad...

(Desde 28 agosto 1983)
.

Transeunte...

Y mientras tanto vivo...
y mientras tanto respiro...
y mientras tanto espero que la hamaca de la vida
vaya y venga, se estremezca, y de vueltas...

Que el viento susurre
al oído de los amantes
cuantas palabras de amor existan,
cuantas letras cargadas de aquello que olvidamos,
y mientras tanto esperamos... esperamos,
esperamos...


Esperamos a ver si algún día renovamos
las almas silentes teñidas de azul,
las ilusiones caídas con todo y alas,
la esperanza que perdió su estridente color,
o los quereres que se partieron solamente en dos...

Y mientras tanto el tiempo viaja,
con maleta vacía y destino sin fin,
los pies descalzos sin fronteras,
sin ser de allá o ser de aquí...

Y mientras tanto sonrío
y mientras tanto confío,
y mientras tanto vuelo sedienta
de la raíz y sabor a vida.

Y mientras tanto soy: transeunte de este camino
con un pecho lleno y siembra de flores en el corazón...
.

Una sonrisa les dejo...

Cuento hacia atrás,
pero emprendo el ahora,
vuelo donde no hace falta
un minuto, un segundo...
¿para qué sirven las horas?...

Viajo con rumbo,
y si me pierdo no importa,
ya retomaré el camino,
los sueños, la vida,
el viejo silencio, un nuevo destino.

Y connmigo llevo una maleta,
esa que no tiene precio,
quién la compra se equivoca,
yo la llevo en mi pecho.

Y en mi pecho se queda,
lo mejor de este momento,
una sonrisa les dejo...
ahora fluyo con el viento...
.
.
(Amigas, amigos... les dejo un fuerte y sentido abrazo, estaré sembrando vida en nuevos horizontes. Lamento no poder estar al 100 para visitar sus espacios, en cuanto mi tiempo y camino se estabilice estaré visitándolos como siempre, se les quiere un montón)
. .

Razones...

Pintan mis días un cambio de rumbo,
un camino distinto,
un reloj sin agujas,
un nuevo andar...

Sensaciones revientan en mi pecho,
invertebradas razones para avanzar,
no me detendrá ningún murmullo,
ningún miedo, una razón,
un silencio, ni siquiera mi voz...

Me voy de aquí para continuar allá,
mi alma presiente que no tengo límite,
que puedo desvelarme construyendo sueños,
que el aire me alimentará si falta un beso.

Mis pies buscarán el paso certero...
Cierro los ojos y confío.
Tu mano en la mía se tatuó.
.
.

...volveré...

Volveré pronto...

A todas y todos muchas gracias por estar ahí,
por todos sus comentarios,
por estar presentes de alguna forma.

Estaré fuera por algún tiempo.
Estoy formando camino, andares,
sumando nuevas vivencias a mi vida.

Se les quiere mucho y se les agradece
todos los gestos de amistad y aprecio.

Cuidense mucho, sonrían,
vuelen alto y vivan.

VOLVERÉ.
.

Traducir la vida...

Quisiera traducir la vida
y entender los porqué de cada detalle...
al mismo tiempo que quisiera no entender nada
y sólo vivir...

Qusiera detener el tiempo
y sentarme a digerir lo que pasa...
adquiriendo de cada cosa que observo,
el sentido más grato de este arte de vivir...

Quisiera absorber con cada uno de mis sentidos,
los segundos que lleva mi camino,
y sonreír con los pulmones llenos
a sabiendas que estoy aquí...

Quisiera sanar las alas
de esos vuelos donde me he perdido,
pero así empolvadas y sucias las quiero,
porque son la esencia de lo vivido...

Soy lluvia de emociones
y brisa con mil canciones...
Soy palabra abierta,
mirada de amor eterna...
Soy viento y marea en mi vientre,
un derroche de amor creciente...
Soy esa que guarda en el pecho
lo más sublime de un sentimiento...

(Saqué del baúl estas palabras que escribí hace unos meses y me vienen bien ahora.)
.

a donde quieras tú...

Decisiones...
y me advierto de lo que puede ser o no...

Un nuevo aire revienta en mi rostro,
pero sonrío frágil ante adversidades,
a pesar de la oscuridad del invierno,
que sopla un puñado de palabras,
silentes dudas, temores,
todas vendidas al viento.

Pasará algún tiempo,
¿hacia dónde irá?...
y el eco del viento me responde...
a donde quieras tú...
.

Me señalo...

Me señalo frente al espejo...
¡VOS! - me digo...
y me repito - ¡VOS!...

Tenés en tu adentro la fuerza,
en el pecho un torbellino de amor,
en tus raíces encontrarás las sonrisas,
el ahnelo, los sueños, un arcoiris,
el sendero que buscas, la palabra justa...
y tu propia voz.

No te hundas, no desistas,
pronto llegará un mejor día.

Me señalo frente al espejo...
y me examino con detalle,
sobran las razones para buscar el cielo,
y respirar profundo el aire...

Abrir
mis amplias alas,
despegar con certeza el vuelo,
enfrentarme al duelo, al aire,
sin temor a caer al suelo.

No hay puertos seguros,
ni almas en compra y venta,
pero la esperanza existe,
aún en las noches desiertas.

Me señalo frente al espejo...
¡VOS! - me digo...
y me repito - ¡VOS!...


.

Mi grito en voz muy alta...

Las yemas de los dedos me arden,
brotan palabras a corazón abierto,
letras sin vida pero sentidas,
como si las dijera con mi propia voz.

He decidido poner mi corazón al viento,
extendido en algún pedazo de algodón,
quiero remojar las deshiladas ilusiones,
y encontrarme nuevamente conmigo,
sin perderme en laberintos,
que tatúen lamento o dolor.

Ya no hay tiempo de entender,
el tiempo echó a correr.
.

por favor diez...

Me seduce la idea de abrazarte,
de observar tu cuerpo entre un sutil claroscuro,
lanzarte miradas en varias direcciones,
y llamarte a mi lado con un provocador susurro.

Me atrae la idea de un beso,
quizá dos, tres… por favor diez…
un enlace profundo que nos haga sonreír,
sin procurar despertar de lo que logramos sentir

Disfruto la idea de un acercamiento,
las manos sedientas de piel y caricias,
un sin fin de sensaciones,
y un gemido largo... pausado…

Me atrae la idea de un beso, quizá dos, trespor favor diez…
.

Falsas noches

Entraste aquel día en mi espacio,
y todo te era desconocido,
incluso mi piel, mi abrazo, mis labios, mis manos...


Era madrugada.
Tu respiración se agitaba...
Silencio...
Temblabas...

Con un solo gesto me acerqué para consolar tu estado,
y en medio de un abrazo, calidez y ternura nos encontramos.

Sentimos por primera vez los pliegues y las comesuras de nuestros labios,
la resequedad en ellos que desaparecía,
el acercamiento tenso de nuestros cuerpos,
la agitación provocada,
el aroma a dos...

En un mismo espacio vos y yo,
y cerré los ojos, y te besé, y te sentí,
sugerente te rocé, sonreí, y te amé...
Me entregué...

Y desde ese momento escapé emocionada de cualquier realidad...
Pero en cada despedida, sentía el abismo frío de los cuerpos,
y buscaba en las esquinas los recuerdos de tu fugaz estadía...
pero SOLA recobraba la rutina,
los días, la calma... y te extrañé... ... ...


Ahora más bien te olvido,
pero la sensación de tu respiración en la noche
y la cercanía de un beso en mi rostro,
convierte mi sueño en derroche,
y mi pensamiento recurrente sos vos.

.

Arte de vivir

Mezclo cada día el color de mi vida,
y pulo las líneas de cada amanecer.

En mi camino revelo nostalgia,
y escribo
experiencias
en este frágil papel de mi piel.

Dibujo en mis sueños nuevos horizontes,
al mismo tiempo que restauro
todas las ilusiones.

En el aire pinto sensaciones,
y actúo sonriente ante la gente,
aunque mi corazón esté ausente
de la escena principal.

Y cuando el pecho me aprieta, abriendo la herida,
cuento un cuento que escribí a escondidas
porque los personajes huyeron... en el capítulo dos.
.

Hasta ayer...

Ayer entendí que llorar no significa sufrir, sino amar...

...y aunque ayer se me acabaron las lágrimas,
aún hoy siguen saliendo...

Ayer entendí que amar no significa cambiar, sino entregar...

...y ayer di lo último que quedaba de mí.
.

El silencio a veces grita...

Caminé algunas calles zapateando sobre el agua que dejaba la lluvia sobre la acera.
Otra vez me encontré buscando el refugio de mi viejo café de la esquina...

Caminé con frío abrazada a mí; agotada; sin prisa, más lento que ayer...
la mirada en ningún lado y lo conciencia peor.

Llegué a la puerta azul y ya el alma se desprendía,
halé aire, suspiré, y de una vez entré...

Sonó la campanilla de aviso, ¡¡¡alguien había llegado!!!...
Miradas y sonrisas en silencio me esperaban sin yo saberlo, un aire de calidez me abrío el pecho.

A la distancia, mis ojos encontraron aquella mesa con olor a madera reservada para mí, y a aquel rincón me dirigí sin pausa, sonriente y con la cadencia de siempre, taconeando el suelo, mordiéndome el labio, empoderada, regia, coqueta, pícara, segura...

...¡Y entonces al llegar!... asumí la derrota y rompí en llanto... ... ...

Aquel rincón, aquella oscuridad y el primer café, consolaron mi estado, sostuvieron mi derrumbe, anclaron a tierra mis pies...

Y por horas callé, enmudecí...
Café tras café y mi voz se perdía.
Vinieron palabras amigas, conversaciones, sonrisas, sin embargo, el alma dolía y mi voz nunca respondió...

Esa noche, camino a casa y en medio de aquella penetrante tristeza, pude darme cuenta que el silencio... que el silencio... que el silencio a veces grita...
.

Aferra-me...

Busca más adentro, busca...
Encontrarás cenizas escondidas,
un sin fin de mariposas estropeadas,
emociones atadas, sonrisas partidas,
sueños sin dormir...

Busca las llagas que arden,
busca el alma abandonada,
la ilusión involucrada,
y un ardor que espesa, revienta y seca mi voz...

Busca ese latido fuerte que muere en mi pecho,
y con tus lágrimas revive lo que he sentido.
Por favor no te duermas,
por favor aferrame a una emoción...
.

Alegría ausente

Perdí la mirada,
con la mirada mi voz...
y con mi voz la impotencia
que se escurrió entre las comesuras de mis labios;
ya sin fuerza, ya sin ganas,
ya sin aliento, ya sin temor.

Y entre la alegría ausente,
repito un ensayo de palabras
que late en mi pecho,
que revienta los latidos,
que exhala mis sentidos,
que sufre arrebatos,
que agoniza poco a poco,
que detiene el tiempo
que busca alrededores,
que quiere explicaciones,
que siente lo absurdo,
que toca lo abstracto,
que agudiza sensaciones,
y que trata de encontarte,
porque ya no estás aquí...

Y me quedo muda... ¿para qué tanto decir?...
.

Escapemos...

Quien quiera, que tome sus maletas y venga...

Vamos a escapar con lo necesario, sonreíremos y nos sentaremos a ver el cielo. Nos acostaremos en el césped a ver pasar las nubes y quien quiera prestará su regazo, su hombro, sus manos.

Regalaremos abrazos y repartiremos alegría. Compartiremos nuestras venturas y nos contagiaremos de sutil esperanza, nuevas sensaciones, sabor a vida.

Lloraremos al son de las risas y jugaremos infantes sin tanta represión. Nos tiraremos al suelo a jugar con la tierra y si cae la lluvia nos empaparemos con ella.

Escaparemos de nosotros mismos.
Escaparemos sin norte, ni sur.
Buscaremos la magia en conjunto.
Encontraremos la alegría en nuestro alrededor.

Quien quiera que tome su vida, hoy nos escapamos sin dirección.
.

¿Qué harás hoy?...

Hoy venderé las lágrimas y las sonrisas que ayer guardé,
cambiaré lo que quise porque ya no es mío, quizá lo boté...

Aseguraré para mi lo que quiero, lo que siento, lo que vivo...
Encerraré lo que me libera.

Lloraré frente a los que no tienen la tolerancia de verme llorar.
Me quedaré sorda y además muda para quienes no tienen palabras para mí...

Robaré una noche y contaré las estrellas hasta el amanecer.
Compraré ilusiones y las regalaré a quienes las añoren.
Repartiré alegrías y ganas a quienes las deseen.

Me sentaré a hablar con el aire y me abrazará el aroma a tierra.
Sonreiré a quien merezca atención y jugaré infante con quien no quiera crecer.

¿Y vos?... ¿Qué harás hoy?
.

...un tiempo con el viento...

Y aquí estoy... conmigo...
tratando de negociar sonrisas,
y hablándome para evitar quedar sin voz.

Me obligué a levantar el vuelo y
fui al mercado a comprar alegría,
y en aquel pasillo poblado
di unas letras a cambio de poesía.

En la tienda compré paciencia y
dejé la angustia colgada en el vestidor.

Más arriba, en el parque, me quedé sentada jugando con las hojas secas, y busqué un tiempo con el viento para susurrarle secretos...

Y de nuevo aquí estoy... conmigo...
Escondiendo las sonrisas, la alegría, la paciencia y la poesía que robé...
.

Maletas llenas.

Estoy de regreso pero aún no "aterrizo", mis pies no encuentran el suelo... Aún no desembarco mi piel y la maleta coincide intacta que quisiera volver...

Mis cuatro paredes me abrazan, me buscan, me hablan, y me cuentan que me extrañan, pero yo con la mirada más allá persigo una sonrisa que concluye en una carcajada, mientras repaso algunas de las imágenes que me regaló este abril.

Y busco detener el tiempo antes de ayer para no caer en la realidad de este silencio. Y busco cualquier imágen y la retengo en mi pecho para que mi injusta memoria no la desplome a corto tiempo.

Y busco entre mis maletas lo que no me traje, pero busco sin querer encontrar porque lo que no me traje... fue porque no quise...

(Ya estoy de vuelta... gracias a todas y todos por seguir aquí.)
.