Hoy alquilo mi corazón...

Brisa hazme tu amante y no me dejes sola... déjame libre sí, pero no me dejes sola, quédate conmigo, hoy te alquilo mi corazón...

Cuélate en mi adentro, abriga mi pecho, abrázame fuerte, quiéreme, por favor mírame, observa mi alma, recorre cada uno de mis poros, siénteme... aquieta mi alma, mi pecho, susúrrame... fluyo con vos...

Quiero ser tu amante, llena ese espacio que en las noches queda vacío, por favor abrázame, abrázame cuando haya frío, acaricia mi rostro y limpia las líneas de sal que dejan mis lágrimas...

Acaricia mi cuerpo con tu sutil y cálido movimiento, muerde mis labios, roza mi piel, cúbreme... no celes a nadie, hoy estoy con vos... ¡calla y bésame!...

Refresca mi alma, recorre mis líneas, sonríe conmigo, hablemos...

Escucha mi latidos, la ilusión que siento al tenerte aquí, la emoción traducida en mi vientre al sentirte cerca...

Protégeme... no me dejes oír lo que no merezco, no me dejes hacer lo que no debo, no me dejes seguir sola... cuídame...

Sorpréndeme con detalles: regálame un canto de aves en mi ventana, un rayo de sol directo en mi rostro, una tarde de lluvia mientras duermo, una sonrisa amena, una deliciosa carcajada... un te quiero, regálame un hermoso te quiero...

Una vez más abrázame fuerte, mímame, infla mis pulmones de vos, acompáñame, hoy te alquilo mi corazón...