No se donde dejarte mientras vivo...

Me detengo por lapsos a pensar… observar… buscar… buscarte…
me detengo sin dejar de andar… no puedo…
Tiendo a sentarme cuando el paso se hace pesado, pero sólo me tomo unos minutos, la vida es hermosa y tengo que seguir…

No se donde dejarte mientras vivo, mientras sigo este caminar…
la realidad me arrebata ilusiones en medio de despertares ansiosos…
mi sonrisa asoma inerte, sobrevienen tus caricias en mi cálida soledad.

No se donde dejarte mientras vivo. Mi música interna de detiene. El aire deja de fluir. Se espesa la brisa. El cielo revienta y desahoga su llanto, mi alma está al descubierto como desnudo mi cuerpo, un sentimiento crío que fluye para vos…

No se donde dejarte mientras vivo, mientras sonrío en medio de este batallón, mientras adorno mi rostro con lágrimas y las palabras afloran y las letras que logran salir de este aprietado pecho.

No se donde dejarte mientras vivo... no se como olvidarme de lo que siento para poder seguir viviendo, no se como detener la alegría que se amalgama con la tristeza o como detener las lágrimas que hacen híbrido con mis sonrisas…

No se donde dejarte mientras vivo... no se como si ya sos parte de mi vida… ya sos mi vida…
.

2 comentarios:

Eida Martínez Rocha dijo...

Natalia, qu� lindo tu blog! Tanto sentimiento positivo lo siento como un b�lsamo en estos d�as aciagos. Te felicito. Quiero pedirte si me ense�as a poner fotos y todo eso lindo que vos hac�s, en mi blog, que est� muy tieso. Besos,

Anónimo dijo...

al azar llegue aquí y me encanto...que palabras tan sentidas.
Sol.