Amiga... Nuestras soledades...

Amiga... Hoy recorrimos calles juntas, en silencio, con el mismo ritmo en el paso, con el mismo dolor, cada una en su propio suspenso... con la mirada en el suelo húmedo de la lluvia y de nuestras propias lágrimas...

De pronto silencio, de pronto desahogos, de pronto suspiros, de pronto palabras que salían escuetas por parte de alguna de las dos... de pronto nos reíamos de vernos la una a la otra... de pronto nuestras soledades...

Amiga... amiga... compartiste conmigo palabras sabias que se escurren de tus labios para gritar en voz baja a esa persona que decidiste querer... y que por sus injustos miedos no supo valorarte, acompañarte, responder...

¿Qué es el silencio? - Le preguntaste...
¿Un grito o un susurro?
¿Un golpe o una caricia?
¿Un no me importas... o un necesito tiempo?
¿Un no puedo... o un no quiero?
¿Qué es el silencio?...

Amiga... ¡nuestras soledades!. Seguimos caminado al compás de nuestros corazones que así limpios, sinceros, enteros, apasionados e intensos encontrarán su rincón de manifiesto.
.