Corazón de María

Desde sus 11 años María tenía el hábito de tomar diariamente un vaso con jugo de limón, apio, zanahoria, perejil y ajo. Su abuela le mentiría alguna vez al decirle que era una receta para mantener los ojos con brillo, y aprovechando su vanidad lograr darle un remedio para fortalecer su corazón.

Además de coqueta era simpática, desenvuelta, inteligente, con un tipo de humor único, y siempre llevaba consigo una sonrisa iluminada que desarmaba a cualquiera.

A sus 37 años seguía siendo la misma, con menos inocencia, más peso y aún bebía aquel menjunje verduzco casi con devoción.

- ¡Podrías hacer lo mismo!, le dijo una mañana María a una de sus amigas. Es fuente de vitaminas (sorbo), ayuda a cicatrizar heridas, es rico en minerales, favorece la circulación (sorbo), estimula el sistema digestivo y sobretodo (sorbo) le da brillo a los ojos - le dijo abriéndo sus ya de por sí grandes y hermosos luceros, para luego dejar escapar una amplia carcajada.

Algunas lunas después, la noche en que María murió, todas sus amigas tomaron la mezcla de limón, apio, zanahoria, perejil y ajo en su nombre. En este caso no importó haber encontrado entre sus manos inertes una nota con la frase: "Olvídenlo. No hay remedio pa'l corazón".

Imagen editada.
.

36 comentarios:

Poeta del Cielo dijo...

Natalia amiga bellisima historia con un final para refelxionar y pensar... que letras mas sentidas amiga que claro en ellas llegas al corazon... felicidades siempre amiga un placer leer tus entradas son magnificas...

saludos
lindo fin de semana
abrazos

oscar alberto dijo...

Sin dudas tus letras llegan al corazón Nati, el corazón, tal vez sea uno el culpable al pretender recibir amor de quienes no quieren o no pueden dar, creo q no es cuestion del corazón sino de ideas..
sin embargo hay q vivirlo para saberlo
un beso grande amiga
se feliz
Oscar

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendo post el que nos has dejado. Un placer haberme pasado por tu casa.

Saludos y un abrazo.

Fibonacci dijo...

Remedios que más de una mamá o abuela nos ha inculcado con mentiras piadosas para que se tomara.
Y sí, el corazón tiene remedio, otro corazón, nadie me hará morir en vida por un amor...un besote preciosa

Elena Lechuga dijo...

No. Pasados los 30 no lo hay.

mi nombre es alma dijo...

No hay remedios para el corazón pero es bueno mantener los ojos abiertos y brillantes.

candela dijo...

No, no lo hay..., o quizá sí, los abrazos fuertes.

Un abrazo!

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Natalia!
A veces, solo a veces, el corazón deja su latido sin tener necesidad de mas.
Somos, ¡como somos...!

Saludos de J.M. Ojeda

andrés dijo...

No hay remedio en lo bueno y en lo malo, solo nos queda encontrar el balance y el valor de seguir adelante, de disfrutar hasta los brevajes mas irracionales...

Me encanto Nati-

Lola dijo...

Eres grande desde el corazón, cuídalo querida amiga...yo te lo tendría entre algodones.

Besos para ti.

Te quiero!!!

Veru dijo...

Que linda la historia. Golpe directo al corazón. Me alegro de ser tu seguidora, aunque no comento muy a menudo.
Saludos desde Chile.
n.n

Magy dijo...

Los ojos reflejo del alma, nada mas cierto que eso quien lee tu mirada es digno de conocer tu corazón

Un besote mi bella

Kimbertrancanut dijo...

Quizá sí necesitemos de unos hierbajos para, purgar nuestros "pecados" y es que una vez suicidada la ilusión, llegan los corazones rotos...tantas heridas como lagunas en esta existencia...Abrazos en carne viva,desde el alma escanciada

Antonio Misas dijo...

Natalia,

Siempre pensé que el brillo de esos ojazos profundos se pronunciaba con alguna pócima mágica. Razón, al fin y al cabo, de belleza genética y algún aliño.

Ahora bien, la historia es tan triste... que me pregunto si tuviste que bordarla con la narrativa porque ya te duelen de forma insoportable, hasta los versos del corazón y duele menos distanciar la pena.

Yo no quiero que se muera María por esas cosas del corazón, que me parece tu historia un Blues
de esos muy tristes que mata de tanta belleza y de tanta, pena.

Me ha gustado mucho,

Muchos Besos... ¡ojazos!

MariluzGH dijo...

Dicen que a un clavo lo saca otro clavo... y creo que siempre hay remedio pa'l corazón

Muy tristes nos dejas hoy Nat.

Besos y abrazos

Alejo Z. dijo...

En prosa o verso no importa: igual me tomo estas letras que también mantienen el brillo de los ojos. A picardía supo este post( igual que la foto de perfil glup -alguién tenía que decirlo- jajajaja)
Salud y un abrazo Nat

Alejo

Humberto Dib dijo...

Hola, Natalia, llegué hasta aquí a través de otro blog amigo, realmente me gustó mucho, voy a quedarme como seguidor.
Algunos pueden quejarse de que utilizo un discurso parecido en cada blog, pero, con sinceridad, cuando estoy de recorrida de blogs, se me hace difícil inventar una presentación personal para cada uno. Te aseguro que leo cada uno de los blogs a los que entro, queda a tu criterio considerar si es cierto o no.
Sea como fuere, si tienes ganas, te invito a pasar por mi espacio.
Un saludo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

Sabagg dijo...

Un texto amable, con final hermoso... siento un abrazo en el corazón. Toma tú otro. Ciao!

Tomasson dijo...

vaya!! me gusta tu cambio de formas. Un microrrelato con un final potente amiga NAtalia.
Un abrazo junto con un beso

Tomasson dijo...

no he podido dejarte un comentario en las fotos que he estado mirando, así que te lo dejo por aquí, si no te importa.
Tortuguero debe ser un lugar mágico. Son fotos alucinantes de un lugar embaucador aunque no todo el mérito es del lugar, la fotógrafa y modelo hacen mucho para que ese lugar sea paradisíaco.

Nómada planetario dijo...

Quien patente el remedio verdadero se forra.
Bonita historia.
Un abrazo.

Liux dijo...

Qué bonita historia :) Hasta ganitas de tomarme la bebida me dierón. Gracias por pasarte por el blog! Es un honor! Y desde ahora nos leemos... :D Un beso!

DANI dijo...

Pero porqué los corazones son tan frágiles, porqué Natalia?? lo sabes tu?? :(

Besos tremendos

Vagamundo dijo...

No hay remedio contra las cicatrices del corazón, que ningún mejunje - sin fuerza interior - es capaz de sanar. Tener amigos alrededor del lecho fúnebre, sin embargo, me parece un excelente motivo por no haber vivido en balde.

Tere dijo...

Naty es gustaso pasar por aquí nuevamente corazón, vaya he de decirte que el leer esta entrada me hizo pensar en que siempre trato de buscarle algo positivo a lo triste o realista... mi final alternativo sería un: en el intento de la búsqueda para el corazón, muchas vivencias le dieron experiencia y fortaleza... lo arruine? me gusta desvariar sorry y mas... en cuanto a dar una respuesta mejor =) jeje, pero me voy con una sonrisa grande al venir a visitarte! espero que este todo bien por allá! y desde acá te dejo un abrazo y un beso! y nos vemos la siguiente, vuelo por aquí nuevamente, saludos Naty.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El corazón no entiende de cuentos.. va por su cuenta...

Saludos y un abrazo.

Espérame en Siberia dijo...

Y bueno. Así son las cuestiones de amores. Supongo que la mayoría de las veces no tienen explicación alguna.

Muchísimas gracias por tu visita a mi Siberia. Aunque el Blog dice que soy Virgo, en realidad soy Libra. Nací el día de esa transición y el resto es historia, jajaja.
Me encantará seguir leyéndote.

Mucha luz y éxito :)

Patricia Toledo dijo...

¡Uuuutamá! Sos despiadada vos! Me agarraste en curva! que zarandeada me has dado mujer! ¡Bello!

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Los ojos brillaran si tu alma y corazon estan felices...

Un abrazo Nati querida....

Espero tengas bellos dias...

JALE

Monotonysucks dijo...

Que blog más interesante, sinceramente. Te saludo desde Chile. ¡Éxito! :)

http://pasatelapelicula.blogspot.com "un blog de cine, por tipos comñunes de cine".

Anku dijo...

Para no olvidarlo amiga... pero, buscar las curas no nos hara peor...


Un abrazo inmenso!...cuidate, saludos.
(:

Laura dijo...

Te conté alguna vez, que te llamas igual que mi madre?
un apunte tonto, que queria compartir contigo... :)
espero que estes bien, te dejo un beso enorme guapa.

jhony dijo...

de seguro que sus ojos brillaban al compartir la tradicional receta....por que confiaba en la sabiduría de la abuela... simpática historia.
besos y que estés bien.

Pablo dijo...

Merece la pena arriesgarse

Edu dijo...

Pues me arriesgare a probar ese preparado de María, así como me arriesgue a leerte y me quede para siempre.
Saludos, Edu

César Castañeda Lacayo dijo...

Un relato fulminante amiga, felicidades. Me movió el alma y los huesos... y un tanto el corazón. un abrazo grande y fuerte!!