Día Internacional de la Mujer

Estos días he topado con algunos hombres que cuando se enteran de que existe un Día en el cual se celebra a la Mujer, me preguntan: ¿y porqué no hay un día internacional del hombre?... yo… yo… yo simplemente observo, tomo aire y grito en voz baja… no entro en conversa a menos que el tiempo y la situación valga la pena…

Por años, por siglos las mujeres hemos sido consideradas “el sexo débil”, “la mujer de…”, “la bruja”, “la loca”, “la puta”, “la mala madre”, “la ineficiente esposa”… Está claro que por mucho tiempo se nos ha “castigado”, “culpado”, y “sometido” de acuerdo al género y no por lo que hagamos o dejemos de hacer.

El sistema patriarcal nos ha envuelto en situaciones en las que ni siquiera hemos estamos de acuerdo. En tiempos no tan lejanos nos obligaban a obedecer lo dispuesto sin decir palabra.

La mujer no hablaba, no ejercía puestos, no podía ingresar a los sistemas educativos, en el más patán de los actos el hombre “la tomaba” cuando necesitaba saciar su placer sexual pero no se le preguntaba su disposición; y eso… eso, aunque nadie lo quiera o pueda nombrar es violación…
La mujer no salía de su casa, era fiel servil de lo que “aquel” quisiera, y su voz, su grito no era oído…

La historia aunque muchos quieran no se puede borrar. Sabemos de mujeres perseguidas, abusadas, mutiladas, mujeres asesinadas, sometidas, maltratadas y acosadas en los actos más cobardes, despreciados, repudiados, y pendejos.

Muchos, incluso muchas dirán que eso es parte del pasado y que hoy no es necesario discutirlo. Pero no se puede callar el grito cuando aún hoy se cometen actos dignos de desprecio.

Culturas de oriente medio aún practican la mutilación de genitales a mujeres para que no sientan placer y en otros lares las mujeres son castigadas con pena de muerte si en ellas se descubre adulterio. Esas son tan sólo dos acciones en donde percibimos la discriminación y desigualdad entre géneros, pero la lista es muy amplia… gigantesca según los ojos que lo ven, y las vivencias de la actualidad no se quedan por fuera.

¿Por qué no existe un día internacional del hombre? Porque la base de nuestras sociedades es patriarcal y el sexo masculino ha sido privilegiado por el poder, la política, incluso la religión por los siglos de los siglos ¡Amén!. Ellos no han resistido ni tolerado lo que las mujeres en el pasar de los tiempos.

Lo importante es reflexionar que las mujeres somos figuras activas en la cultura, política, arte, y economía de un país y por ende somos dignas de un espacio en todos los escenarios públicos y privados. La desigualdad también es una cuestión de actitud. Actitud de algunas mujeres que han sido educadas en el machismo y erróneamente creen que son menos que los “manes” y la actitud del hombre de seguir creyendo que es el único proveedor y el más fuerte porque no llora…

Es hora de cambiar, es hora de ver la vida con ojos de igualdad, derechos, tolerancia y respeto.

Mujeres: ¡Feliz Día!